Cómo hacer un plan de parto

Música que has ido escuchando durante el embarazo, saquitos de semillas calientes, fotos de seres queridos… Estos accesorios pueden hacerte el momento del parto más llevadero. Existen ciertos elementos que te pueden aliviar los dolores del parto y puedes redactar un documento donde establecer tus preferencias: el Plan de Parto.

Tener un parto respetado es una de los derechos que toda madre debe tener. Para ello es imprescindible que la futura mamá tenga cuanta más información, mejor. Si no sabemos qué opciones tenemos o si podemos usar un método en lugar de otro, nos sentiremos impotentes y con la sensación de no haber sido respetadas en nuestro parto.

Para poder evitar esto y poder tener un embarazo respetado es muy recomendable hacer tres cosas durante el embarazo:

  1. Informarse del proceso de parto y nacimiento del bebé. Para mi fue de gran ayuda las clases de preparación al parto para recopilar muchísima información que no sabía. También puedes informarte a través de libros o internet (pero cuidado con la desinformación).
  2. En la medida de lo posible, visitar el hospital o clínica que hayas elegido para conocer las instalaciones, los medios de los que disponen, los protocolos que seguirán durante el parto y si surgen complicaciones, etc.
  3. Apuntar todas las dudas que te vayan surgiendo durante el embarazo y transmitir y preguntar todo a la matrona.

QUE ES EL PLAN DE PARTO

Probablemente hayas oído hablar del plan de parto. Incluso en alguna cita prenatal te hayan preguntado si ya tienes un plan de parto o lo piensas hacer.

El plan de parto es un documento en el que expresas tus preferencias, deseos, necesidades o expectativas ante tu momento más íntimo y especial de la maternidad. Es un documento totalmente ajeno a los protocolos sanitarios que se seguirán durante el parto y que guiarán el desarrollo del parto y del nacimiento.

Plan de parto ejemplo

 

CUANDO HACER EL PLAN DE PARTO

El plan se puede ir pensando o redactando en cualquier momento durante el embarazo. Sin embargo, ya que el embarazo está más avanzado y una empieza a pensar más en el momento del parto, es un buen momento entre la semana 26 y 30.

Esta etapa suele coincidir con los inicios de las clases de preparación al parto y con los preparativos de la llegada del bebé, por lo que ya se tiene más información sobre qué esperar y qué se puede necesitar en el parto y nacimiento.

QUE PUEDO ELEGIR EN UN PLAN DE PARTO

En el transcurso del parto y nacimiento de tu bebé se dan circunstancias y opciones que puedes elegir para que tu experiencia sea lo más satisfactoria posible.

Aunque la mayoría de partos tengan lugar en un hospital o clínica, un parto natural no es una enfermedad y por lo tanto no es tratada como tal. Por lo tanto, es un proceso muy flexible y natural en el que la futura mamá es la verdadera protagonista.

  • Acompañamiento al hospital

Puedes elegir qué persona es la que te acompañará en el proceso del parto. Esa persona será tu mayor apoyo y fortaleza. Infórmate sobre los protocolos Covid-19 del hospital o clínica que hayas elegido en cuanto al tema del acompañante.

  • Equipamiento en el proceso

Si tienes ocasión de hacer una visita guiada al hospital previamente, podrás ver las instalaciones y los accesorios que puedes utilizar. En el plan de parto puedes elegir qué equipamiento usar o hacer alguna petición. Por ejemplo, se suelen pedir mucho las pelotas de pilates para aliviar las contracciones o llevar al hospital cojines y almohadas propios.

  • Elección de postura

Es probable que te hayan informado de las diferentes posturas durante el parto en las clases de preparación. En el plan de parto puedes dejar indicado qué postura es la que prefieres para dar a luz: tumbada, de cuclillas, en silla de parto vertical… Si por algún motivo te recomiendan otra postura a la que tu has elegido, deberían explicarte por qué.

  • Puedes elegir que no te rasuren el vello púbico para dar a luz, que no te administren un enema o que no te practiquen una episiotomía sin motivo aparente.

Son prácticas ya obsoletas, y se ha demostrado que no aportan ningún beneficio a la hora de parir, pero hay centros que aún las practican.

  • Manejo del dolor

Es muy recomendable acudir antes al centro elegido para que te expliquen qué métodos tienen disponibles para el tratamiento del dolor durante el parto. Así, será más cómodo para ti elegir qué usar y que no para sobrellevar el dolor.

Por ejemplo, según el centro podrás elegir usar analgesia farmacológica como la Dolantina, analgesia epidural u otros tipos de analgesia como la bañera de agua caliente o el óxido nitroso. También es útil este plan de parto para indicar que no quieres ningún tipo de analgesia durante el parto. Es importante que sepas que siempre puedes modificar tus preferencias en el transcurso del parto.

  • Piel con piel tras el parto

Aunque son ampliamente conocidos los beneficios del piel con piel al dar a luz, aún hay centros que sin motivo aparente separan los bebés de sus madres inmediatamente después del parto. Este documento es una buena forma de decir explícitamente que se respete el piel con piel durante al menos 2 horas tras el parto. Si te separan de tu bebé, deberán justificarte el motivo.

  • Pinzamiento tardío del cordón, recolección de células madre o donación del cordón umbilical

Es importante informar previamente del tratamiento del cordón umbilical tras el parto, sobre todo porque hablamos de pocos minutos o segundos de tiempo para actuar.

  • Primeros cuidados del recién nacido

En el plan de parto también puedes elegir ciertas cosas una vez el bebé ya está en el mundo, como por ejemplo los cuidados e higiene del bebé o la elección del tipo de lactancia (materna, de fórmula o mixta).

Te dejo el enlace del Plan de Parto redactado y promovido por el Ministerio de Sanidad.

 

Dieta en el embarazo. Embarazo saludable en PDF

¿Sabías que lo que comes en el embarazo afecta a la salud futura del bebé?

Consigue el eBook para una óptima dieta en el embarazo «Embarazo saludable. Menú semana a semana».

Con el eBook Embarazo Saludable conseguirás un total de 252 menús elaborados en base a las necesidades nutricionales de cada semana de gestación. Conseguir un embarazo saludable es importante ya que puedes influir en la salud propia y la de tu bebé.

Ahora, por tiempo limitado a un precio de sólo 12,90€